Política económica

La reestructuración económica está muy avanzada en Turingia, pero aún no ha finalizado. En el centro de atención de la política económica del gobierno regional figura una meta: continuar fomentando el desarrollo económico por medio de condiciones que favorezcan el crecimiento y el empleo. La idea es explotar los potenciales de desarrollo económico de todas las regiones que componen el Estado Libre de Turingia. El gobierno del estado federado se esfuerza por perseguir una meta: distinguir a nuestra región aún más como una economía y un lugar dinámico e innovador, donde vale la pena invertir y vivir. El atractivo ganado por Turingia como emplazamiento para nuevos habitantes emigrados desde otras zonas, el apoyo para fundar nuevas iniciativas y mejorar las condiciones de crecimiento para las empresas ya establecidas se consideran dos finalidades de igual valía e importancia.
 

Estas son las áreas más destacadas que se encuentran en el punto de mira de la política económica de Turingia:

  • Incremento de I+D, especialmente en las empresas de tamaño medio y sobre todo a través de instalaciones tecnológicas y de investigación con grandes posibilidades; fomento de clústeres innovadores y creación de nuevas empresas y puestos de trabajo, así como apoyo a los proyectos empresariales y cooperativos.
  • Fomento de las inversiones en la economía productiva.
  • Fortalecimiento de la competitividad de las pymes, entre otros medios con préstamos en condiciones ventajosas, medidas de fomento para reforzar la base de capital propio y servicios de asesoramiento.
  • Garantía de un alto nivel de calidad de los trabajadores, por medio de medidas específicas en el ámbito de la educación y la formación continua.
  • Provisión y garantía de abastecimiento energético seguro, a buen precio y respetuoso con el medio ambiente.
  • Desarrollo continuo de las infraestructuras relacionadas con la economía, acorde con las necesidades.
  • Mejoras en el aprovechamiento del potencial turístico.